El desinfectante natural

Empleado de la forma correcta el ozono es una potente herramienta para la industria, ya que tiene multitud de beneficios tanto a nivel ambiental como disuelto en agua. Una tecnología repleta de ventajas para el usuario y para el medioambiente.

¿Qué es?

Es un gas compuesto por 3 átomos de oxígeno O3, que tiene un color azulado y olor penetrante. Es el desinfectante natural más eficaz y rápido que se conoce, se utiliza ampliamente para desinfectar aire, agua, alimentos, superficies, tejidos y mobiliario, también se utiliza para eliminar olores. El ozono degrada todo tipo de compuestos transformándolos en subproductos inertes e inocuos que pierden sus propiedades. Tras realizar su función se convierte de nuevo en oxígeno, no se acumula, no deja residuos y es respetuoso con el medio ambiente.

¿Cómo se obtiene?

El ozono se obtiene al someter el oxígeno a descargas eléctricas controladas. La molécula de oxígeno O2 se disocia y se combina con otra molécula en forma triatómica O3. El ozono se genera y se aplica in-situ, es decir, no se envasa, ni se transporta. Se produce con el generador de ozono y se aplica al instante.

Propiedades del O3

Gracias a la propiedad principal del ozono, su ALTO PODER DESINFECTANTE, le confieren cualidades muy importantes.

· Fungicida.

· Bactericida.

· Virucida.

· Descompone VOC´s.

· Elimina olores

· Destruye toxinas

· Oxigena, renueva y purifica el aire y el agua.